Los dentistas pueden ayudar a detectar nuevos casos de infección por VIH