El Consejo celebra un curso sobre sedación consciente

El Consejo General de Colegios de Dentistas de España ha organizado la primera edición del curso sobre sedación consciente en Odontología al que han asistido más de 100 alumnos. Se trata de la primera vez que el Consejo General organiza dentro de su programa de formación continuada un curso dedicado a protocolizar el empleo de las técnicas de sedación consciente en las clínicas dentales.

Celebrado en Barcelona, Bilbao, Córdoba, León, Segovia y Valencia, ha constado de una parte teórica y de una demostración práctica en la que los alumnos han podido conocer directamente el manejo del fármaco y el equipamiento necesario para su correcta administración.

Según explica Ángel Alcaide Raya, director del curso, “el óxido nitroso; conocido también como el gas de la risa, es un fármaco que destaca por su inocuidad en la vía de administración y por sus muy favorables propiedades farmacocinéticas. Entre ellas destacan una metabolización prácticamente nula, una rápida absorción, distribución y eliminación; y una baja potencia anestésica”. Por todo esto, resulta un agente muy adecuado para la sedación aplicada en Odontología. Sin embargo, es importante que el dentista haya realizado previamente la adecuada formación”, señala Ángel Alcaide.

La sedación con óxido nitroso proporciona un estado de relajación suficiente en la gran mayoría de los casos y pacientes, estando su uso especialmente indicado en Odontopediatría. “En un momento como el actual, en el que las técnicas de anestesia local en Odontología han alcanzado un nivel óptimo de efectividad, seguridad y costes, al odontólogo se le presenta el reto de manejar también de forma eficaz la ansiedad y el miedo que muchos pacientes siguen sintiendo ante nuestros tratamientos”. Para ello, el Dr. Alcaide señala que el óxido nitroso es un sedante cuyo manejo y efectos son muy adecuados para el desarrollo de la odontología ya que, además, su empleo no deja ningún efecto residual, el paciente puede abandonar el gabinete y recibir las instrucciones adecuadas de manera completamente normal.

Actualmente se está preparando la segunda edición del curso que está previsto impartirse en 2013 y en la que se introducirán nuevos módulos específicos de soporte vital y legislación, para lo cual se contará con especialistas de gran experiencia profesional y docente en esta materia.
La sedación, y dentro de ella la sedación consciente, es la técnica farmacológica de control de la ansiedad de uso más extendido en clínicas dentales de Estados Unidos, Reino Unido y muchos otros países europeos. Ésta se define como una depresión del sistema nervioso central mínima, en la que el paciente tolera la realización del tratamiento planeado, manteniendo siempre el contacto verbal, y mediante el uso de fármacos con un amplio margen de seguridad. En este estado de relajación el paciente es completamente consciente de lo que está ocurriendo y no sufre alteración alguna de sus constantes vitales. Pero a la vez, acepta la realización del tratamiento sin percibirlo como una amenaza. La sedación consciente se puede realizar mediante la administración de fármacos sedantes vía oral, intravenosa, intramuscular, transmucosa o inhalatoria. El óxido nitroso se administra mezclado con oxígeno mediante unas máquinas específicas que realizan la mezcla en las proporciones adaptadas a cada paciente y cada caso, y que vienen determinadas por una exposición incremental durante la cual el odontólogo y el paciente van asesorando el nivel de anxiolisis.

El equipo docente del curso ha estado compuesto por:

 

  • Ángel Alcaide Raya, director del curso
  • Juan Ángel Martínez, periodoncista e implantólogo
  • Pilar Carrasco, odontopediatra
  • Manuel Gabaldón Rivilla, médico anestesista de pacientes adultos y pediátricos