19DENT 004 2

El Colegio de Dentistas de Pontevedra y Ourense celebró su patrona, Santa Apolonia

El Colegio de Dentistas de Pontevedra y Ourense celebró el sábado, 9 de febrero, la festividad de su patrona, Santa Apolonia. El acto institucional se desarrolló en Vigo y se inició con una conferencia del consultor estratégico Fernando Salinero, que habló sobre “Cómo hacer de nuestra profesión un proyecto apasionante”.

Salinero desgranó durante su intervención algunas de las estrategias necesarias para desarrollar un proyecto profesional con capacidad para satisfacer plenamente a los destinatarios del servicio que prestamos, en este caso los pacientes que acuden a las clínicas. Conseguir ese fin requiere de los profesionales la mejor preparación posible, pero también otros activos como una motivación permanente para mejorar, un optimismo militante que ha de trasladarse a nuestro equipo y una adecuada interlocución con los pacientes, que deben saber que nuestra labor tiene como finalidad mejorar su vida.

Seguidamente se procedió a la entrega de los diplomas a los colegiados que se incorporaron en 2018. Este año fueron Enrique Santos Prado, Mariela Alejandra Oio Fernández, Marta Gómez Outomuro, Paula Paillet López, Marta Comesaña Alonso, Raquel Seixas Corral, Alberto Tato Marqués, Álvaro Carballo Viñas, Patricia Freire Nieto, Adrián Vilarchao Blanco, Leticia Fernández Álvarez y Eva Rodríguez Gregores.

Luego se distinguió a los colegiados que cumplieron 25 años de ejercicio profesional. La lista la integraron Julio Vázquez Quintela, Ramón Manuel Paillet López, Luis Alberto Álvarez Agrelo, María Jesús Suárez Martínez, Eugenio García González, Francisco Javier Vieito Fernández, María de los Ángeles Martínez Martínez y Mercedes Outumuro Rial.

Segundo Rodríguez Grandío, presidente del Colegio, puso en valor durante su discurso de clausura del acto la relevancia de la labor ejercida por los dentistas que, junto a otras disciplinas médicas, tienen la enorme responsabilidad de preservar la buena salud de la población. “Desempeñamos un trabajo claramente vocacional que no admite otra cosa que no sea una entrega sin reservas y, al mismo tiempo, una gran pasión para desarrollarla”, subrayó.
Ese reto exige dedicación dentro y fuera de la clínica, por eso el presidente recordó la revista editada recientemente por el Colegio, que tiene como destinatarios a los pacientes que acuden a las clínicas adscritas a nuestra institución. “Los consejos que se incluyen en esa publicación complementan y enriquecen nuestro trabajo en la consulta. Y también fortalecen los vínculos existentes entre el paciente y su clínica de referencia, favoreciendo de ese modo un mayor conocimiento de nuestro trabajo”.

Esa entrega sin reservas en pos de la mejor atención requiere además una formación a la altura, “por eso hemos vuelto a reeditar los curso modulares que iniciamos en 2017. La imposibilidad de satisfacer la demanda el primer año, la magnífica acogida obtenida entre los compañeros y la buena disposición de los directores y ponentes, han sido determinantes para tomar esta decisión”, señaló Grandío, quien quiso también trasladar su agradecimiento a todos los compañeros que se involucraron en la campaña de prevención del cáncer oral celebrada en noviembre, que contó con la participación de más de 80 clínicas del Colegio. “Esa respuesta constituye otra clara muestra de nuestra vocación de servicio”.

El presidente finalizó su intervención homenajeando a los Colegiados que alcanzaron 25 años de trayectoria profesional y dio la bienvenida a los nuevos integrantes del Colegio incorporados en 2018.

La cena de confraternidad y el baile pusieron punto final a la jornada.

La foto que ilustra la información es de los compañeros que cumplen 25 años y los que se incorporaron en 2018. En nuestra cuenta de facebook podéis ver una secuencia más completa. En los próximos días incorporaremos más fotografías en facebook.